blog-amigable-SEO

Un blog es el espacio dinámico para que compartas tu contenido de calidad. Es una parte esencial para que tu SEO (Search Engine Optimization) trabaje como se debe. Un buen contenido es el que se dirige a la gente, pero es bueno estar pendiente de lo que funciona para los robots de búsqueda.

El posicionamiento en buscadores es muy importante para cualquier estrategia de marketing, pero puede ser una táctica difícil de dominar con las constantes actualizaciones del algoritmo de Google. ¿Qué es lo importante y lo que no? ¿Cuál es la mejor práctica y qué es anticuado? ¿Cómo puedo estar al día de todos estos cambios?

El escribir en un blog, como todo lo que se refiera a comunicación, es una habilidad. Para mantener el lector interesado, debes pensar en la estructura de tu artículo y escribir textos atractivos. Puede ayudar a tus lectores a captar la idea principal del mensaje el proporcionar títulos, subtítulos y párrafos claros. Si la gente entiende y le gusta tu texto, es muy probable que lo compartan. Y eso va a aumentar tu posicionamiento en el ranking de Google.

A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo escribir entradas de blog que son a la vez fáciles de leer y amigables al SEO. Dos objetivos que deben ir de la mano.

Piense antes de escribir. Piensa muy bien el mensaje del texto. ¿Qué quieres decir a tus lectores o cual debate es el que quieres iniciar? ¿Cuál es el propósito de tu texto? Y ¿qué quieres que tus lectores hagan al llegar al final de la página? Anota las respuestas a estas preguntas antes de comenzar a escribir.

Anota la estructura de tu entrada en el blog. Comienza tu entrada con la creación de una estructura clara. La cual puede tener:

  • Una especie de introducción (en la que se introduce el tema)
  • El cuerpo (en el que el mensaje principal está escrito)
  • Una conclusión (que debería resumir las ideas más importantes o deducir alguna idea nueva).

Utiliza buenos títulos. El encabezado es lo que estructura la parte del contenido, por lo que debes utilizarlo con inteligencias. Son importantes para mejorar la legibilidad, pero para también para propósitos del SEO. Los títulos ayudan a Google a comprender los temas principales de un texto largo y por lo tanto puede ayudar en tu ranking. También, si quieres que la gente encuentre su camino a tus artículos, debes utilizar subtítulos. Los títulos inducen a la gente, ayudando a escanear tu página y clarificando la estructura de tus artículos. Asegúrate de que utilizas palabras y frases clave en algunos apartados. Tampoco abuses de esta práctica, porque puedes hacer que el texto sea ilegible.

Permite que otras personas lean tu texto. Antes de publicar tu mensaje, deja que otra persona lo lea primero. Pregunta a él o ella si se entiende la idea principal de lo que escribiste. Corrige los errores de ortografía y frases que no estén formulados correctamente.

Optimizar la extensión de tu artículo. Asegúrate de que tus artículos tienen un mínimo de 300 palabras. A Google le gustas los artículos largos, sin embargo si tu artículo es demasiado extenso, podría ahuyentar a los usuarios. Así que trata de usar alrededor de 700 palabras. Y, como una regla general: tratar de poner los términos de búsqueda en aproximadamente 1 a 2 por ciento de tu texto. Así, en un artículo de 300 palabras, se deben mencionar los términos de búsqueda de 3 a 6 veces.

Enlaza a tu contenido anterior. Si ya has escrito algún contenido sobre el tema que estás publicando actualmente, no se te olvide enlazarlos. Esto hará que tu mensaje sea más fuerte, ya que muestra autoridad en la materia. Aparte de eso, tu estructura de enlaces también es importante para el ranking de Google. Y, por supuesto, el lector también puede estar interesado en esos contenidos relacionados.

Añade contenido regularmente. Si escribes información útil con regularidad y ritmo, harás que Google te visite y darás la impresión real de que tu sitio web está vivo. Si no es una página web activa, el robot de Google te visitará con menos frecuencia. Esto podría afectar negativamente a tu ranking.

Optimiza tus imágenes. Los artículos del blog no sólo deben contener texto para fines de SEO – también debes tener imágenes que ayuden a explicar tu contenido. Pero los motores de búsqueda no sólo se ven las imágenes, además buscan imágenes con su texto alternativo.

No uses demasiadas etiquetas. Las etiquetas pueden ayudar a organizar el contenido de tu blog, pero si las utilizas en exceso, puede ser perjudicial. Si tiene demasiadas etiquetas similares, puedes obtener una amonestación por parte de los motores de búsqueda por tener contenido duplicado.

Utiliza diseño web responsivo. Ahora Google penaliza en el ranking a los sitios que no están optimizados para dispositivos móviles. Los sitios que son responsivos se ajustarán a la pantalla de cualquier dispositivo. Eso significa que si estás leyendo un blog sobre una computadora de escritorio, una tableta, un teléfono inteligente u otro dispositivo móvil, el formato y el diseño del sitio serán los mismos, para hacer una experiencia de usuario unificada. El diseño responsivo se está volviendo más y más importante para algo más que UX (experiencia de usuario), también es muy importante para el SEO.

Visita la sección de herramientas para Webmasters de Google. Un gran recurso para saber más acerca de SEO es la sección de Google en las Herramientas para webmasters. Esta página te proporcionará respuestas a una serie de preguntas adicionales que puedas tener sobre la mejor manera de optimizar tu sitio web. Google Webmasters

About the Author

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

View All Articles