CEO-respetable-y-exitoso

Ya sea que estés a cargo de una corporación multinacional o seas el fundador de una empresa pequeña, el ser un CEO (chief executive officer) puede resultar estresante. Tú eres el que toma las decisiones finales y eres responsable no sólo de asegurar la rentabilidad futura y la existencia de la empresa, sino también contar con el respeto y la satisfacción de tus empleados.

Afortunadamente, existen algunos rasgos clave que pueden ayudarte a que seas más carismático, más respetable, y, en última instancia, más éxitoso. Estos rasgos han ayudado a incontables CEOs en su posición de liderazgo, en pequeñas y grandes empresas por igual.

Son honestos y genuinos
No puedes fingir la honestidad. Demasiados profesionales tratan de dirigir su camino hasta la cima, actuando como lo que ellos consideran una personalidad “corporativa” ideal. De seguro conoces a alguno de ese tipo. Les gusta actuar de forma perfectamente educada y siempre tratan de ofrecer una buena noticia, pero en realidad parece que sobreactúan al ser demasiado educados; sus frases parecen ser fórmulas estudiadas de manera automática, llena de palabras de moda y sutilezas. Eso podría funcionar para ciertos clientes cuando están en una etapa de ventas, pero cuando se está a cargo de una empresa, se tiene que ser más honesto y más directo.

La gente admira la honestidad y la sinceridad. Cuando eres directo y veraz con alguien, él o ella te considerará digno de confianza, y será más honesto de forma recíproca. Debes cultivar la confianza en tu organización siendo tú mismo y ser honesto, incluso cuando la verdad es difícil de expresar.

Actúan de forma positiva
Ninguna empresa ha existido sin algún fallo. Incluso las empresas rentables, de mayor éxito han experimentado fracasos y dificultades durante el curso de su desarrollo. Los CEOs exitosos son más propensos a aprender de esos obstáculos y ver algo positivo en ellos. Por ejemplo, si un nuevo competidor emerge en un mercado similar, un CEO respetable lo verá como un reto más que como un revés. Encontrará nuevas maneras de encaminar a la empresa o tomará el reto de frente y creará una estrategia más agresiva. Lo más importante es que no se cubran esas fallas en la empresa, que se conozcan para estudiarlas y que se tomen como un reto para mejorar.

Tratan bien a su equipo de trabajo
Algunos CEOs tratan de diferenciarse mediante un distanciamiento, utilizando la ausencia como un medio para generar respeto y reverencia. Sin embargo, este enfoque no te hará más agradable y tampoco es muy eficaz. La gente te verá como una persona primero y luego como un CEO. Trate a tus empleados como personas; no como subordinados.

Visita regularmente a tus empleados, dondequiera que se encuentren. Si operas varias instalaciones, visita todas ellas en forma rotativa y haz lo que puedas para conocer bien a los que más puedas. No tienes que ser un amigo inseparable de ellos, pero cuanto más se conversa y se familiarice con ellos, mejor. Usar el contacto tan a menudo como sea posible – dar la mano de forma amigable, poner tus manos sobre los hombros- haz lo que te sientas cómodo. Mantén un contacto visual y sonríe con tus empleados. Si muestras tu personalidad de forma genuina, a la gente le va a gustar y te respetará más por ello.

Escuchan a la gente
Puede ser que seas el que toma la decisión definitiva para la mayoría de los asuntos de negocio, pero eso no significa que tu opinión es la única que importa. Si tus empleados sienten que sus opiniones no importan, no van a querer trabajar para ti. Haz lo que puedas para que tus empleados se sienten escuchados, y así vas a lograr que estén más interesados en tu liderazgo y en tu empresa. Puede ser tan simple como crear un espacio para recibir sugerencias o si es con más profundidad se pueden organizar una serie de entrevistas personales. Sólo hay que dejar que la gente sepa que sus voces son escuchadas. De esta forma la gente se sentirá como una verdadera parte de la empresa, en lugar de sólo un engranaje más en la maquinaria.

Trabajan duro
Es importante que tus empleados te vean como algo más que una figura decorativa. La mayoría de los CEOs son los miembros mejor pagados de una empresa, por lo que tratan de demostrar que se merecen esa posición por ser una persona trabajadora. Si la gente nota que pasas más tiempo en cenas con los clientes, en lugar de estar pendiente de los proyectos, se puede dar la impresión de que no tienes una buena dedicación como líder.

Asegúrate de que tus empleados sepan que eres una persona trabajadora. Si ven que trabajas duro, que eres humilde y comprometido con la organización, a su vez, ellos van a trabajar muy bien en sus propios roles.

Reconocen y compensan el esfuerzo
Un poco de reconocimiento puede lograr grandes resultados. Cuando los empleados sienten que son reconocidos y recompensados adecuadamente, son mucho más propensos a querer mantener su puesto de trabajo, y si tú eres es el que los reconoce y recompensa, más les gustará que seas su CEO.

Ejercen su autoridad pero son considerados
Las decisiones deben ser firmes y definitivas, pero debes estar dispuesto a escuchar y entender las voces de oposición o desaprobación. Tienes que comprender las perspectivas de tus empleados – incluso si discrepan – pero al mismo tiempo, no puedes vacilar en la toma de decisiones. Esto permitirá que sigas al mando y que te respeten como un líder sin alienar las simpatías de tu equipo. A veces es un equilibrio difícil de lograr, pero los líderes que se respetan son capaces de hacerlo.

Incluso si no eres el CEO de una empresa, puedes desarrollar estos rasgos y usarlos para tu beneficio. Cualquier posición de liderazgo, incluso la interacción personal, puede beneficiarse de la aplicación de estos principios.

También es importante que actúes rápido, no debes pensar demasiado las cosas hasta caer en la inmovilidad. Los buenos CEOs no se conviertan en grandes personajes simplemente mediante la ejecución de una lista de características “ideales”. Llegan ahí por ser la mejor versión de sí mismos, y por realmente tratar de hacer una diferencia en la organización. El resto viene naturalmente.

Tagged in:

About the Author

Factura.com

Esta plataforma es ideal para los emprendedores, profesionistas y freelancers que no son expertos en contabilidad, ya que es una plataforma muy fácil de usar. Puedes facturar en cualquier momento y en cualquier lugar.

View All Articles