Tabla de contenido: 
1- Pasos para trabajar como freelancer. 
2- ¿Cuánto tienes que cobrar por tu trabajo?
3- Consejos. 

Lo más seguro es que ya empezaste a pensar en dejar tu actual empleo para poder laborar por tu propia cuenta, después de haber agarrado años de experiencia y crees que puedes lidiar tú solo el negocio. 

Ser profesional independiente o freelancer puede ser una opción de trabajo bien pagada y que te dará muchas satisfacciones. ¡Pero! Para convertirte en un freelancer exitoso se necesita disciplina, perseverancia y seguir ciertos pasos que te vamos a compartir en este blog, te diremos los pasos que puedes seguir para independizarte y trabajar como freelancer, así como algunos consejos útiles para dar a conocer tu negocio y conseguir tus primeros clientes. 

Pasos para trabajar como freelancer. 

Si te dedicas a una actividad que realmente te apasiona o que quieres emprender tú solo usando la experiencia y aprendizaje que tuviste en tu carrera en la Universidad y se ajusta al tipo de trabajo que puede realizarse de forma independiente, entonces ya tienes parte del camino trazado. Si tu intención es iniciar desde cero con una nueva profesión, pero no tienes muy claro cuál, no te preocupes no es tan difícil como lo pintan, sólo debes de analizar qué habilidades posees, qué te gusta y qué estás dispuesto a aprender. Para poder lograrlo, te recomendamos que leas los siguientes puntos: 

Define tus servicios:

Es importante formarte en algún área que cumpla con los puntos anteriores (analizar qué habilidades posees, qué te gusta y qué estás dispuesto a aprender). Algunos ejemplos más comunes de trabajo freelance son: Diseñador gráfico, Diseñador de páginas web, Redactor de contenidos, Desarrollo de aplicaciones, Diseñador UX UI, Mercadólogos, Comunicólogos, Editor de vídeo, Asistente virtual, Asistente de compras, Copywriter, Community Manager, Especialista SEO, Fotógrafo, Diseñador Industrial, etcétera.

Encuentra un nicho de mercado:

Una vez que decidas a qué te vas a dedicar, y con la finalidad de destacarte de la gran competencia que existe en cualquiera de estas actividades, es conveniente que encuentres un nicho rentable para que te puedas enfocar en ofrecer servicios específicos a sus necesidades. Un nicho es un pequeño segmento extraído de un mercado más grande, con características y necesidades muy definidas. Busca algún nicho que te interese realmente, analiza cuáles son sus problemas y carencias y cómo puedes ayudarles de acuerdo a tu actividad. Ser un especialista de nicho genera confianza en estos clientes, quienes estarán dispuestos a pagar por la calidad de un experto. Algunos ejemplos de nichos pueden ser: Personas con mascotas, consumidores frecuentes de un producto poco habitual, dueños de pequeños negocios, tecnología y entre muchos otros.

Reúne todo lo necesario para empezar:

Asegúrate de tener el equipo necesario para trabajar, tienes que definir el lugar donde vas a establecer tu centro de operaciones o taller, si serás solo tú o te vas a asociar con alguien más y crea un plan de negocio/marketing que dé rumbo a tus objetivos personales. Un punto importante de cómo ser freelancer que no debes olvidar es que, como cualquier otro negocio, debes pagar impuestos como freelancer (agregar el link del blog de “¿Debo de facturar si soy freelancer?” ó “¿Cuánto paga de impuestos un freelancer?”), así que no olvides darte de alta en el SAT en el régimen adecuado(Poner el link del blog: Régimen de actividades empresariales y profesionales). Esto evitará cualquier problema a futuro y te abrirá las puertas a clientes grandes, que siempre solicitan un recibo de honorarios para pagar los servicios.

Crear un portafolio:

La mejor manera de que un cliente se decida por tus servicios es mostrando tu trabajo. Puedes crear tu propio sitio web sin invertir mucho tiempo ni recursos a través de plantillas prediseñadas, o bien, utilizar plataformas especiales para agregar portafolios creativos. O si quieres ver más “fresa” puedes contratar a algún especialista en páginas web para que te ayude a crear una plantilla más estética y profesional. También puedes crear un portafolio directamente en alguna red social. Si aún no tienes proyectos suficientes de clientes reales que puedas utilizar en tus portafolios, puedes realizar algunos trabajos (como propuestas) de muestra o utiliza los proyectos más destacados que hayas hecho durante tus cursos o diplomados de preparación. 

Trabaja en tu marca personal:

Así como las marcas de productos tienen una imagen que los caracteriza y que es uniforme en todas sus comunicaciones con los consumidores, con el objetivo de que estos la perciban de determinada manera, de la misma forma tienes y debes de trabajar con tu marca personal. Lo que debes de cuidar es: Define el nombre de la marca/negocio, tu biografía (misión, visión y valores), elegir el tono de voz, seleccionar los elementos visuales (fotografías, colores, tipografía, entre otros más.)

Ponle precio a tu trabajo:

Un error en el que caen muchas personas cuando empiezan a trabajar como freelancer es aceptar trabajos que pagan muy poco, sólo para ganar experiencia y conseguir clientes. Es de suma importancia que desde un principio confíes en tus capacidades y pongas un precio justo a tus servicios, que te permitan vivir de tu trabajo. Es bastante común que un cliente desconozca todo lo que hay detrás de cada freelancer  y es parte de tu trabajo señalar e indicarle que el resultado final, aunque parezca sencillo a simple vista, es parte de un proceso creativo que lleva tiempo y requiere de tus conocimientos profesionales. 

Consigue tus propios clientes:

Puedes comentar a tus contactos cercanos sobre tu nuevo emprendimiento y ponerte a la orden. Solicítales también que te recomienden o refieran con personas que puedan requerir tus servicios. Te recomendamos que asistas a eventos como conferencias, lanzamientos de proyectos empresariales, ferias, concursos y premiaciones. Mantente siempre informado con noticias sobre próximos eventos para poder asistir. ¡Utiliza siempre las plataformas digitales y navega!

¿Cuánto tienes que cobrar por tu trabajo?

La verdadera fórmula para cobrar se basa en calcular el precio por hora. ¿Pero cómo? Lo hacen determinado su salario deseado al mes y todas las actividades que engloban un proyecto, es decir, el pago de Internet, luz, renta de equipo y operación. Aquí hay que valorar también los días de vacaciones, el aguinaldo y los posibles días que no se trabaje por enfermedad. 

Por ejemplo, para poder calcular exacto el precio por hora para un salario de $15,000 mil pesos mensuales primero se calcula el salario anual, es decir, que se multiplican 15,000 por 12.5 (12 meses más días de aguinaldo). El resultado, que es de 187,500, se divide entre el número de horas posibles de trabajo al año. Si son 2,080 horas (40 semanales), entonces el costo básico por hora es de 90.14 pesos. 

Así tendrás una mejor idea de más o menos cómo debes de cobrar a tus posibles clientes. Y eso te ayudará a tener más control, saber cuánto debes o puedes negociar y sobre todo, el margen de frustración es menor al sentirte seguro con el precio que darás.

Para cobrar lo justo te recomendamos que consideres la experiencia, el conocimiento adquirido y actualizado, ¡sobre todo tu confianza hacia ti mismo! Comparar precios por industria y por Estado del país para determinar cuál es la media del costo, es otra de nuestras recomendaciones. No necesariamente hay que igualarse con la competencia, pues también influyen las credenciales y la promoción personal. 

Consejos.

Asimismo, para minimizar riesgos y posibilidades de fracaso, es importante que tomes en cuenta los siguientes factores: 

  • Tener experiencia en el área a desarrollar. 
  • Capacitarte constantemente tomando cursos, diplomados, talleres y conferencias dentro de dicha área para implementar más tu experiencia y aprendizaje. Sobre todo actualizarte constantemente. 
  • Segmentar el mercado para saber el nicho en el que se trabajará y no tratar de abarcar todos los rubros, sino en el que mejor se desempeñe. Es decir, elegir un área de competencia, un nicho que sea único y agregarle valor. 
  • Enfocar el producto o servicio a las necesidades del cliente.
  • Tener en cuenta siempre a la competencia.
  • Poner tus propias normas personales de trabajo y cumplirlas ¡sin excepción! 
  • Ser metódico y tomarte el trabajo, por más que sea desde la casa o una cabaña fuera de la ciudad, en forma 100% responsable. 

¡Esperamos que esta información te sea útil! Si te gustó este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales y etiquetar a tus amigos o algún conocido a punto de emprender como freelancer.

No olvides visitar nuestra página oficial de Factura.com. Recuerda que tenemos los mejores blogs acerca de negocios, finanzas, consejos sobre muchos temas del SAT y marketing para poder informarte mejor, y como siempre te lo explicamos con manzanas de la mejor manera posible.