Tabla de contenido: 
1- ¿Qué es la e.firma?
2- ¿Para qué sirve la e.firma?
3- ¿Qué necesito para obtener la e.firma?
4- La e.firma se compone con dos archivos.
5- En caso de renovación. 
6- Beneficios de la e.firma.
7- Conclusión.

Seguramente habías escuchado que la e.firma antes era conocida como la FIEL y te has preguntado ¿por qué se cambió? ¿En qué consiste? ¿Por qué es tan importante que nos pidan la e.firma al ingresar la plataforma del SAT? Aquí te decimos cómo tramitarla o renovarla. 

¿Qué es la e.firma?

La e.firma es un archivo digital que te identifica al realizar trámites y servicios ante el Gobierno de México. La e.firma sustituyó la firma electrónica.

Seguramente te solicitaron la e.firma como requisito principal para poder completar algún trámite importante, tan importante como la cédula profesional. Sin la e.firma no podrás acceder o completar el proceso de obtención de dicho documento. 

¿Para qué sirve la e.firma?

La e.firma funciona como identificador único (como la huella digital) para ingresar a trámites en ambos casos: personas físicas y morales. Al poder tramitar podrás firmar cualquier tipo de documento de manera digital ya que tiene los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa. 

¿Sabías que la e.firma te servirá para suscribir más de 400 trámites de 20 dependencias diferentes del gobierno federal como: el Servicios de Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social, la validación del certificado de origen de artículos mexicanos, la cédula profesional electrónica y entre otros? 

¿Qué necesito para obtener la e.firma?

El trámite es totalmente gratuito y se puede realizar ante el SAT. Estos son los requisitos que necesitas forzosamente para solicitarla, sino no podrás acceder: 

  • Primero que nada, tener más de 18 años de edad. 
  • Identificación oficial vigente (INE o pasaporte). 
  • Clave CURP.
  • Comprobante de domicilio (no mayor a 3 meses). 
  • Dispositivo de almacenamiento (USB). 
  • Contar con un correo electrónico vigente. 
  • Tener a la mano tu RFC.

El trámite es rápido y la e.firma tiene una vigencia de 4 años a partir del día que se genera, sin embargo, tienes que agendar una cita forzosamente por línea y así debes presentarte de manera puntual con los requisitos a la mano que te mencionamos anteriormente una vez que tengas tu horario y fecha. ¡No falles!  

La e.firma se compone con dos archivos.

  • Llave privada: Como usuario, debes generarla desde tu computadora o laptop antes de realizar el trámite o en las oficinas del SAT al momento de solicitarla, es decir, tienes que hacer la cita primero. Está protegida por una contraseña que tú creas, que es con la que ingresas al portal del SAT. Es la herramienta que permite generar firmas electrónicas.
  • Certificado público: Lo firma el personal autorizado del SAT al realizar el trámite en sus oficinas, después de validar tu identidad. Contiene información personal como tu nombre, RFC, firma autógrafa y datos biométricos. Es, en esencia, una identificación personal para el mundo digital.

¿Cómo se identifican entre estos dos archivos? 

Identificar cuál es la diferencia es muy sencillo. La llave privada cuenta con una extensión .key, aunque debe observarse que no se trata de un archivo Keynote (que es una aplicación de Apple para realizar presentaciones con diapositivas). El certificado público tiene una extensión .cer, misma que comparten otros certificados digitales.

En caso de renovación. 

En caso de que ya cuentas con tu e.firma pero ya se perdió la vigencia y deberás realizar el trámite nuevamente en línea a través del siguiente enlace. Selecciona la opción “Renovación de e.firma” y posteriormente llena los campos que te solicitan. 

Aquí te decimos los pasos para poder solicitar la renovación. ¡Es muy fácil! 

  • Paso 1. En el primero deberás llenar los campos con tu RFC a 13 dígitos, tu correo electrónico personal y tu número de celular a 10 dígitos.
  • Paso 2: En el segundo paso te van a solicitar tu identificación oficial. 
  • Paso 3. Finalmente deberás confirmar tu identidad a través de un vídeo y firmar la solicitud y podrás descargar tu acuse en formato PDF. 

En un plazo no mayor a cinco días hábiles, a partir del día siguiente al registro de tu solicitud, la autoridad correspondiente validará la información que ingresaste y te enviarán un mensaje con el resultado de tu solicitud. 

Beneficios de la e.firma.

Es importante considerar el nivel exagerado de seguridad que ofrecen las firmas electrónicas avanzadas porque las firmas autógrafas, creas o no, pueden ser muy fáciles de falsificar o de aprender a hacerlo. 

La e.firma cuenta con protocolos de seguridad cibernética, sin mencionar la muy baja posibilidad de cifrar el documento, por lo que es una firma prácticamente imposible de falsificar.

Otro beneficio importante por considerar es la reducción de tiempo que implica para los diversos trámites. La digitalización ha buscado apoyar la facilidad de trámites, por lo que se buscó una manera de poder identificarse en documentación y trámites desde cualquier lugar del mundo. La e.firma ha logrado este cometido, permitiendo que se pueda validar la identidad de manera fácil y rápida. 

Conclusión.

¡Listo! ¿Te fijas que no es tan complicado como lo pintan? De seguro te has preguntado por qué tanta renovación o tanta tecnología. Estas nuevas tecnologías son cruciales para ayudar a las empresas a enfocarse en lo que realmente es importante. Ahorrando tiempo de trámites, viáticos si se deben de hacer presenciales, tiempo en aprobaciones y verificaciones de firmas autógrafas, se pueden enfocar en los acuerdos en las negociaciones en sí y ya no en lo que pueden tardar los trámites y solicitudes. También ayudan al medio ambiente y a la economía ahorrando en papeles y otros insumos de papelería que ya no son necesarios, sin mencionar el espacio físico que ocupa el papel que podría también generar un costo.

¡Y ojo! Trata de no perder tu e.firma, siempre ten las contraseñas anotadas en un cuaderno y sugerimos que lo dejes en tu casa y no lo andes paseando en tu mochila ni en tu bolsa para evitar problemas o fraudes. 

¡Esperamos que esta información te sea útil! Si te gustó este artículo puedes compartirlo en tus redes sociales y etiquetar a tus amigos. Recuerda que en Factura.com tenemos planes de facturación electrónica para ti, anímate a conocernos. ¡Incluso puedes probar la plataforma 15 días gratis!