6 Recomendaciones para evitar problemas con el SAT

Tabla de contenido:
1- Recomendaciones para evitar problemas con el SAT

2- Conclusión

Se terminó el desorden fiscal. Millones de contribuyentes no pagan impuestos por desconocimiento o porque trabajan en el sector informal. Sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ya no perdonará esto. Te recomendamos leer los siguientes pasos que son fáciles de seguir y no meterte en problemas. 

1- Recomendaciones para evitar problemas con el SAT

No pagar impuestos o no realizar declaraciones como corresponde por falta de interés o simplemente porque no sabes hacerlo, podría acarrear problemas con el fisco y consecuencias por el incumplimiento. 

De acuerdo con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), si omites hacer pagos mensuales o de impuestos en plazos establecidos, deberás pagar recargos, por ello, es necesario conocer algunos consejos para no caer en estos errores.

Para evitar estar bajo la mirada del SAT basta llevar a cabo las medidas básicas que te permitirán mantener una contabilidad sana:

1. Averigua tu régimen fiscal en el SAT
La pregunta más recurrente entre los contribuyentes es: ¿En qué régimen estoy dado de alta? Muchas veces las personas se dan de alta en un régimen que no corresponde a su actividad económica y esto a la larga puede traer problemas.

Con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) adquieres derechos y obligaciones que se deben cumplir de manera mensual, bimestral o anual dependiendo de tu régimen.

Si tienes la duda sobre el régimen al que perteneces, lo puedes consultar en la página del SAT (poner el link de revisión de SAT) o acudir al Módulo de Asistencia al Contribuyente para verificar tu situación fiscal; te recomendamos que hagas una cita previa para evitarte filas y otras vueltas en caso de que te haga falta algún documento importante que podrían pedirte en las ventanillas.

2. Solicita la opinión del cumplimiento.
Este documento sirve para conocer tus obligaciones fiscales, la situación de tu RFC, tu localización en el domicilio fiscal, además te ayuda a saber que no te ubicas en el listado del artículo 69-B del CFF y que no cuentas con créditos fiscales firmes o exigibles. La opinión del cumplimiento es una brújula que permite evitar multas y sanciones.

Es muy frecuente que los contribuyentes piensen que van al día con sus obligaciones fiscales, pero muchas veces la realidad es otra. Este documento te muestra cuál es el estatus fiscal de la persona física o moral.

3. Verifica las facturas
Uno de los programas que está impulsando el SAT es el combate a la falsificación de facturas electrónicas y a las empresas que las emiten. Sin embargo, una de las penas que más polémica ha generado es la prisión preventiva a quienes se les detecten irregularidades.

Hay algunas facturas que no implican montos grandes, pero aquellas que por su materialidad son importantes y que van a representar una deducción considerable se deben verificar para prevenir cualquier problema en el futuro.

4. Asesórate con un contador
En materia de impuestos, las actualizaciones van muy rápido y de un día para otro las cosas pueden cambiar. Por eso es importante que se revise al menos una vez al año la situación fiscal con ayuda de un contador o directo en las oficinas del SAT.

5. Declara todos tus ingresos
Al momento de presentar la declaración anual algunas personas se olvidan de los ingresos que no tienen a la vista y que obtuvieron durante ese año, como por ejemplo, que son socios de una empresa, tienen dinero en el banco por intereses o vendieron alguna propiedad.

Una forma de facilitar esta tarea es llevar un registro o crear un archivo en el que se integren todos los documentos necesarios y cuando llegue la fecha se tengan a la mano.

6. No ignores los correos electrónicos del SAT.
¡No te asustes! El SAT envía correos electrónicos a los contribuyentes nada más invitándolos a cumplir con sus obligaciones fiscales. Al ver esto, muchas personas se asustan porque creen que están en la mira, pero en la mayoría de los casos se trata de un trámite sencillo de resolver. Pero eso no significa que quienes los reciben deben hacer caso omiso a esta notificación ya que significa que hay pendientes por resolver.

2- Conclusión

Tal vez parece algo demasiado obvio o simple, pero considerar estos puntos te permitirá evitar inconsistencias y errores ante el SAT que te podrían acarrear multas y recargos que pueden afectar no solo tu economía, sino el equilibrio de tu actividad o negocio. En caso de que te pierdas, te recomendamos que acudas con un contador profesional para que te ayude a asesorarte mejor. 

Esperamos que estas recomendaciones te sean de mucha utilidad. ¡Comparte esta información con tus compañeros del trabajo! Y no olvides visitar nuestra página oficial de Factura.com. Recuerda que tenemos los mejores blogs acerca de negocios, finanzas y marketing para poder informarte mejor, y como siempre te lo explicamos con manzanas de la mejor manera posible. 

Te invitamos también a que visites nuestras redes sociales donde constantemente estamos informándote acerca de nuestras promociones en planes por folios y anuales de facturación electrónica, así como nuestros blogs donde podrás seguir conociendo, aprendiendo y actualizándose sobre los temas más importantes sobre tecnología, contabilidad, negocios y finanzas. 

Acerca del autor

Maria Fernanda Becerra Quiroz

Añadir comentario